Creo contenido porque me gusta escribir, creo contenido porque todos en mi nicho tienen un blog, ¿Estrategia de contenido? porque hay que crearlo. ¿Te suena familiar?

Personalmente pienso que en la vida del emprendedor online hay un camino con “estaciones” o “paradas”, que forman parte propiamente del crecimiento, la evolución y una de esas paradas en el contenido.

Es muy fácil sentirse abrumada cuando empiezas tu negocio online, es fácil compararse con miles de referentes que tienen más de 5 años en el mercado y pensar yo aún no hago esto, aquello o lo otro.

Si bien es cierto que las fórmulas mágicas no existen y existen recorridos que tienen su tiempo y no son posible acelerar, la realidad es que hay una carta bajo la manga que puedes utilizar.

Hablo específicamente de las estrategias, que terminan resultando un salvavida en ese proceso de creación con acción y resultado, así que son una gran ayuda y parte fundamental en el proceso.

Pasos para una estrategia de contenido

Te he hablado de claves para la creación de contenido, cómo elegir el contenido y la importancia del contenido en mi negocio online, pero la realidad el contenido es tan importante que aún hay mucha tela para cortar.

Llegó el momento de pensar en los pasos requeridos para la creación de una buena estrategia de contenido.

La estrategia de contenido es entonces un proceso que sigues, con una serie de definiciones e identificaciones desde el cual estableces el por qué y para qué se comunica el contenido determinado.

Mi Público

Es necesario en el proceso de comunicación entender el público al cuál está dirigido el mismo, no se trata únicamente de entender si le hablo a mujeres por ejemplo-

Se refiere entonces a conocer las necesidades reales de mi audiencia y las problemáticas que ellos puedan tener con respecto a un tema determinado, porque nuestro aporte más importante se dará una vez tengamos clara esta información.

Para ayudarte en este proceso, puedes realizarte las siguientes preguntas:

Determinar los objetivos

Cuando hablamos de la creación de una estrategia de contenido, deberás entonces tener muy claro hacia dónde vas, qué quieres lograr, pero sobre todo si tus objetivos son medibles y alcanzables.

Un error convencional de las emprendedoras digitales es desarrollar objetivos ambiguos, donde no es claro identificar si los mismos se alcanzan o no, esto genera entonces como consecuencia que nunca puedo identificar las acciones que realmente me generan valor.

Quizás en este punto pienses, no tiene sentido, ¿Cómo puede ser ambiguo mis objetivos?, entonces vamos a ejemplificar este escenario para que puedas rápidamente determinar si tú implementas o no estás acciones.

Si bien es un buen objetivo, resulta muy abstracto, para este caso en particular ¿Cuánto quiero aumentar?, ¿Qué significa para mí un aumento real del 20%, 30%, 80%?, ¿Cómo sé que logre este objetivo?.

Ejemplo de la creación de un objetivo específico:

Aumentar el tráfico en mi blog, los próximos 90 días incrementando un 10% con respecto al tráfico del mes anterior.

Nuevamente ¿Qué es para mí más ventas?, realmente ¿Cuántas ventas adicionales quiero incorporar en mi negocio?, ¿Qué incluye para mí ese incremento de ingresos?, ¿Quiero incorporar las ventas en general o sobre un producto determinado?

Ejemplo de la creación de un objetivo específico:

Aumentar las ventas este mes del producto C un 15% y del producto D un 20% con respecto al mes anterior.

Imagino que en este punto habrás “afinado” tu ojo un poco más con respecto al detalle en la construcción de los objetivos, las preguntas a hacer en este sentido serán entonces ¿Qué cantidad de seguidores quiero sumar?, ¿En qué red social quiero sumar seguidores?, ¿Por qué quiero sumar seguidores en una red social?

Ejemplo de la creación de un objetivo específico:

Aumentar en instagram a 1000 seguidores los próximos 30 días de manera orgánica con la finalidad de tener una cantidad de personas adecuadas para lanzar un reto de 5 días dentro de dos meses.

En este caso debería plantearme, quiero posicionarme en el país, en una región y que factores deben darse para que pueda determinar que efectivamente me he posicionado.

Ejemplo de la creación de un objetivo específico:

Posicionarse en Argentina, específicamente en la ciudad de Buenos Aires, logrando un alcance de 200.000 personas en Capital y convirtiéndolas en parte de mi comunidad, con estrategia orgánica y paga, por los próximos 90 días. 

Los Canales

El canal es entonces el medio por el cual establecer la comunicación, debes tener en cuenta dónde vas a publicar pero por sobre todo si tienes la disposición de tiempo para crear el contenido que requiere cada uno de los canales.

Algunos ejemplo de canales de comunicación son:

Tener Claro el Calendario de Publicación

Se refiere entonces a un calendario en el cual se especifica los días que se realizarán las publicaciones y en los canales que deseas realizar las mismas.

Es una manera rápida de identificar la cantidad de trabajo existente en cuanto a contenido se refiere directamente, además elimina por completo la ansiedad con respecto a qué, cómo, cuándo y dónde publicar.

En definitiva realizamos esfuerzos claros y con contenido asociados directamente al resultado de los objetivos.

Medir

El último paso del proceso es la medición, una clave dentro de los negocios online, pero quizás la pregunta que te hagas en este sentido es ¿Qué puedo medir?, para ello te cuento algunos aspectos que pueden ser de utilidad para tí, la idea es realizar estas preguntas por canal:

¿Aplicas actualmente una estrategia de contenido?, ¡Cuentame!

Con amor, Mariangel.

Gracias por Leerme, Recuerda seguirme en instagram youtube.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *