Vivimos tiempos únicos, estamos pasando por una fase que nunca hubiéramos imaginado, las empresas parecían ser fiables, estables, ahora se tambalean ahora es tiempo de poner en una balanza la crisis versus oportunidades.

Quizás seas una de esas personas que se encuentra perturbada por estos momentos de cambio continuo, los números constantes de infectados y el cierre diario de empresas podría llevarte a pensar ¿Qué puedo hacer?.

Pero la realidad es que cada crisis trae consigo un camino de oportunidades, ¿No me crees?, entonces ponte el cinturón porque quiero llevarte en un recorrido corto por la historia que te demostrará cómo existen más salidas de la que tu consideras.

Crisis versus oportunidades en la historia

Hiroshima y Nagasaki

La segunda guerra mundial estuvo llena de dolor, las dos bombas tiradas por los Estados Unidos a los japoneses forman parte de un acontecimiento histórico que trasciende las generaciones, los resultados, la destrucción de 1.5 Kilómetros aunado a la pérdida del 70% de Hiroshima y la muerte de más de 140.000 personas.

En Nagasaki murieron alrededor de 39.000 personas, estas son las cifras oficiales, pero no estoy segura que sean las reales, porque así es el mundo y la historia.

Estas bombas que llevaron consigo las muertes de miles, también lograron la rendición del país, luego de esto el mundo entero es una especie de guerra fría.  

Pero, Mary ¿Qué tiene que ver esto con los negocios online?, todo y nada cuando terminó la guerra Japón estaba completamente derrotado, las tropas desmoralizadas, el pueblo cansado y los costos por la repatriación fueron altos, 42% de las riquezas del estado perdido, ¿Una verdadera crisis no lo crees?

Pero, ¿Qué hizo Japón?, tomó la crisis y la convirtió en oportunidad, aprendió de esto y lo puso en práctica, para 1960 no solo hicieron la reconstrucción de la economía, sino que logró convertirse en una de las naciones industrializadas más importantes del mundo actual.

Moraleja, en medio de una crisis, existe una enorme oportunidad, los Japoneses cambiaron muchas cosas para lograrlo, despojaron a su emperador, crearon un gabinete parlamentario, crearon reformas en cuanto a tierra, educación y sindicatos, establecieron un consejo de comercio y por sobre todo decidieron ACCIONAR.

Alemania post Segunda Guerra Mundial

Tras la segunda guerra mundial, la economía alemana se encontraba en el suelo, el hambre, la falta de trabajo, ausencia de viviendas, la humillación de la población tras los tiranos que tomaron el poder en el momento hacía de la nación un espacio sin fuerzas, en una de las peores crisis.

Para darte una idea clara, más de 600.000 niños estaban a cargo del estado Alemán debido a las víctimas alcanzadas por la guerra, las industrias estaban por completo devastadas, lo único que movía medianamente al país era el trueque.

Pero tras los cambios implementados por Erhard, las cuales resultaron en sus inicios más que contradictorias, ya para 1950 había rendido sus frutos, la aplicación de medidas favorecieron en el ámbito industrial y empresarial pero en este año Alemania Occidental estaba compuesta por una de las economías más sólidas del mundo.

Reflexión

Las crisis a nivel de país son temas complejos, están acompañados de muchos interlocutores que imposibilita o dificulta el proceso de toma de decisiones, si estás leyendo este artículo es porque consideras que estás viviendo un momento de crisis y es posible no veas las oportunidades, ¿Qué pasaría si Alemania o Japón hubieran mantenido esa misma postura?

Las crisis por naturaleza son complicadas, son duras, las personas inicialmente tienen un rechazo natural al cambio, sienten que el camino realmente no es claro, pero aún así y después de todo ello siempre hay una solución.

Mi propia Historia

Quizás ahora pienses, bueno Mary es muy fácil contar la historias de países, pero ¿Qué hay de mí?, entonces déjame contarte cómo puedo entenderte mejor de lo que piensas, mi historia de crisis versus oportunidades.

Para quienes no lo saben, yo soy Venezolana, crecí en un país que pintaba un mundo de oportunidades, un universo de opciones, la educación era asequible y las empresas demandaban constantemente especializaciones, títulos, idiomas y la lista continúa.

Haciendo la historia corta, Chavez toma el poder de Venezuela y en sus inicios las promesas de cambio y la derrota contra la corrupción eran sus consignas, pero estas fueron cambiando una y otra y otra vez a lo largo de los años.

Para el año 2010 ya sabía lo que vendría, yo en ese entonces vivía en Maracaibo, la ciudad petrolera del país y ya notaba como la carencia de cosas se abría camino, para ese entonces cientos de personas habían muerto en medio de manifestaciones, vidas perdidas que nunca tuvieron justicia.

Yo había mantenido una postura firme a lo largo de los años, incluso rechace trabajos que estaban acompañados de “buenos pagas” a cambio de vestir una camisa de color y finjir lealtad en las marchas, esto no me lo contaron lo viví en carne propia, para mi la libertad es la esencia de la vida y yo no estaba dispuesta a ceder mi libertad, de pensamiento especialmente.

Si, así de radical puede llegar a ser, pero un día entré en uno de los supermercados de la ciudad y recuerdo haber sentido tanta indignación y desconsuelo que fue entonces en ese momento donde entendí que no había marcha atrás.  Al dirigirme a la sección de carnes pude ver al carnicero con las bandejas tirándose a la gente, así que, comprabas la bandeja que podías atrapar ¡PUEDES CREERLO!parecían cerdos esperando ser alimentados.

En ese entonces aún se podía conseguir carne en distintos espacios así que entrar en esa actividad tan baja realmente no tenía sentido, salí indignada del sitio, no compre nada, luego me enteré que esto se estaba haciendo porque el día anterior el carnicero había salido con todas las bandejas para dejarlas en las góndolas y las personas se le abalanzaron.

Ese día me dirigí a mi casa y dije Me voy de Venezuela, yo amo muchas cosas de mi país, pero para mi la libertad no era negociable, después terminaría convirtiéndose en una ciudadana del mundo, luego entendería que podía llegar a amar a muchas cultura, sabores, colores y que al final del día las nacionalidades pueden difuminarse entre sí.

Al final de ese año tenía tres maletas, toda mi vida en tres maletas y un viaje sin regreso a Colombia, tuve una conversación con mi padre, quien me dijo “No vas a quedarte a luchar por tu patria”, yo respondí “Elijo vivir una vida diferente, amo mi país, pero no soy yo quien tiene el poder para crear un país diferente, la gente aún no está preparada para un país diferente”.

Es posible que incluso muchos venezolanos no entiendan lo que quiero decir con esa frase, 9 años después mi padre se vio en la necesidad de migrar del país, la falta de comida, medicamentos era intolerable.

¿Qué rescato de todo esto?Aprendí a tomar las oportunidades de la vida, viví desde entonces en varios países, deje de lado los paradigmas de las nacionalidades, aprendí a escuchar a las personas de manera diferente a tratar a los países como una visitante con respeto y amor, desde entonces ha sido una de las mejores aventuras. 

En medio de la crisis, el sufrimiento, la distancia, hubo y habrá siempre OPORTUNIDADES.

Oportunidades en Los Negocios

Y tú, ¿Qué oportunidad tomarás?

Puedes hacerme cualquier pregunta desde mi grupo gratuito de telegram.Recuerda suscribirte a mi canal de youtube

Con amor, Mariangel.

Gracias por Leerme, Recuerda seguirme en instagram youtube.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *