Pasión, felicidad, talentos, son palabras que muchas veces están tan alejadas de nuestras vidas, parecieran ser obvias, simples pero no lo son y hoy quiero hacer una reflexión contigo mediante una de mis historias favoritas y hacerte una pregunta clave ¿Pasión o bandada?.

Desde siempre me gustó leer, no leo de todo, me gustan las historias con contenido, que enganchan, apasionan, me encanta imaginarme el escenario, el protagonista, es como si pudiera viajar en el tiempo y estar dentro de los libros.

Uno de mis libros favoritos es “Juan Salvador Gaviota” por Richard Bach, lo conocí como parte de la lectura obligatoria en el bachillerato y para mi fue un viaje único, pero conforme pasa el tiempo y lo leo nuevamente me doy cuenta que su significado se expande y esto es maravilloso.

La Historia de Juan Salvador Gaviota

Verás, Juan Salvador era una gaviota que quería algo más para su vida, amaba volar y este tema era una obsesión para él, si bien su cuerpo no estaba acondicionado anatómicamente como el de otras aves para volar y hacerlo de manera eficiente su espíritu y pasión lo guiaban en este descubrimiento. 

Sus padres no apoyaban estas prácticas de vuelo, las cuales además iban en contra de la naturaleza de las gaviotas, quienes sólo debían preocuparse por comer y obedecer cada una de las leyes de la bandada.

Por unos días Juan intentó ser como todos, pero no pudo, su deseo por descubrir aquello que dentro de su corazón sabía que existía era más grande que todo.

Un día el consejo decidió expulsarlo, simplemente quedó exiliado de la bandada, ahora era una gaviota solitaria, pero para Juan esto representaba simplemente libertad.

Perfeccionó su técnica de vuelo, ampliaba las distancias, la velocidad, el movimiento y posición de sus alas, llegaba más lejos que cualquier otro, aprendió a comer los peces más sabrosos.

Incluso aprendió a volar mientras dormía, en el proceso descubrió que existían otras gaviotas como él, una bandada liderada por “La Gran Gaviota”, que tenía como objetivo enseñar e inspirar a los demás a volar.

Pero Juan aprendió mucho más, descubrió que no se trataba de la velocidad, no se trataba del tiempo sino de la experiencia, dejarse llevar, fluir y eso lo llevó a un nivel de elevación superior a una instancia donde la vida misma cobró otro sentido.

Con el tiempo Juan decidió retornar al lugar de su bandada original y para resumirlo logró convertirse en un maestro para otros, e inspiró a muchas gaviotas que tenían la misma pasión que él pero estaban llenos de miedo a seguir su corazón.

La Verdadera Reflexión, ¡Tú Pasión!

Podría parecerte esta historia un poco “fabulosa o mística” si se quiere, pero la realidad es que todos tenemos pasiones, áreas de genialidad.  Pero quizás muchas están aún llenos de miedos, siguiendo una y otra y otra vez las leyes de la bandada.

¿Te ha pasado sentirse prisionera de tu propia vida?, ¿Sientes que sigues un camino por seguirlo pero sin un propósito real?, te has preguntado en algún momento ¿Soy realmente feliz?, pareciera entonces que la sociedad, la familia, el “deber ser” pesa más sobre nuestros hombros y se encoge incluso antes que la felicidad.

Todos queremos ser felices, pero es un término lleno de subjetividad y en el camino es tan común confundirnos, la felicidad no es un auto o dinero en una cuenta, va más allá de todo esto, va un paso más lejos y representa algo distinto para cada uno.

Pareciera entonces que nos atrapamos en un camino oculto, oscuro y escondido y olvidamos realmente quienes somos, nuestros verdaderos sueños.

El 80% de las personas son infelices con el trabajo que tienen. ¡EL 80%! es una LOCURA, y estamos condicionados a una lista interminable de paradigmas y semi verdades, pasamos por años de educación donde nos enseñan a pensar, hablar y comportarnos de una manera determinada.

Llegamos a la adultez y las reglas continúan, dejamos de preguntarnos ¿Realmente esto es lo que quiero?, ¿Por qué no hago lo que me apasiona?, por loco que parezca, en la vida a veces es necesario salir de bandada y seguir tu corazón.

Hoy quiero invitarte a pensar si tu miedo te limita solo a tí o incluso te está impidiendo convertirte en ese maestro único para otros que puede hacer la diferencia de quienes han perdido su propia voz y siguen la bandada, pero que sin saberlo también están allí solo esperando a que tú le muestres el camino.

En mi Vida

¿Por qué escribo todo esto?, porque lo viví en carne propia en medio de “estatus corporativos”, sociedades, estratos sociales y oportunidades, el mundo tiene un lado oscuro y cruel, no voy a mentirte.

Pero un día decidí que deseaba vivir en el lado lleno de luz y claridad, comenzar un proceso de crecimiento personal, yo elegí este maravilloso emprendimiento para hacerlo, yo decidí que mi mensaje tenía que trascender fronteras, horarios y tiempo.

Quería para con mi vida un canal en el cual mi experiencia, mis conocimientos tuvieran un sentido, una misión, quería conocer quién era y todo lo que era capaz de lograr, pero con mis propias reglas y en absoluta libertad.

Ese camino aún lo estoy recorriendo, es una misión que apenas comienza, pero este espacio tiene un verdadero objetivo y es invitarte a pensar en estas sencillas preguntas:

Porque dejame decirte YO QUIERO CONOCER TU HISTORIA. 

Con amor, Mariangel.

Gracias por Leerme, Recuerda seguirme en instagram youtube.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *